miércoles, 20 de enero de 2016

¿Cómo educar financieramente a los niños?

Todos manejamos dinero en nuestra vida cotidiana, ya sea mediante el uso de papel moneda, dinero electrónico o tarjetas de crédito o débito. Sin embargo, no todas las personas manejan responsablemente sus finanzas.

La educación financiera

El manejo responsable de las finanzas personales no es algo que se deba tomar a la ligera. Muchos de los deudores de hoy son gente que no tuvo una adecuada educación financiera y que no conoce la manera adecuada de gastar y ahorrar.

La educación financiera, como cualquier otro tipo de educación, enseña a la gente la manera de optimizar sus recursos económicos para evitar endeudarse, aunque también enseña la manera de endeudarse responsablemente para poder saldar las deudas de la mejor forma posible.
Es importante que la educación financiera se obtenga desde la niñez. Cuando los padres dan dinero a sus hijos para gastos de la escuela o cuando les dan “domingo” o mesada, los niños suelen gastarlo casi inmediatamente en dulces, juguetes, videojuegos, entre otras cosas que satisfacen sus necesidades inmediatas. Permitir que persista esta práctica, a la larga les llevará a desconocer por completo el concepto del ahorro.

Por estas razones, es básico mostrar a los hijos la verdadera dimensión del dinero y darles la educación financiera que no recibirán de la escuela. A continuación, algunas sugerencias para educar financieramente a los hijos:

1. Involúcralos en los gastos familiares

Dar a los hijos ciertas responsabilidades de los gastos familiares les ayudará a comprender el valor real del dinero y la necesidad del ahorro. Por ejemplo enséñales a hacer un presupuesto haciendo una lista de todos los gastos que requerirán hacer en el mes. Que ellos te ayuden a pensar en todo lo que habrá que pagar.

Durante el mes vayan registrando todos los gastos en esa misma hoja y al final del mes comparen lo planeado con lo gastado.

2. “Oblígalos” a racionar su dinero

Si tienes la costumbre de darles dinero a tus hijos inmediatamente después de que se les acaba el que les diste antes, es importante dejar esta práctica. Obligándolos a racionar su presupuesto por un tiempo determinado ellos aprenderán a no gastar impulsivamente.

3. Enséñales a comprar

Las compras suelen ser un problema. Los niños no suelen razonar antes de comprar. Si tú tienes que hacer una compra importante (un teléfono celular, por ejemplo), hazlo acompañado de tus hijos. De esta manera ellos entenderán que antes de comprar hay que comparar, que hay que buscar las mejores ofertas y empezarán a tener nociones de lo que es hacer un contrato de compra – venta.

Si la edad ya lo permite, haz que te acompañen al super, indícales cuanto tienes de presupuesto y pídeles que ellos seleccionen lo que se va a comprar. Cuando estén en la caja pídeles que vayan dándole a la cajera las cosas en orden de importancia y que ellos se den cuenta hasta donde alcanzó su dinero y que vean que quizá no alcanza para llevarse todo lo que querían. Así irán aprendiendo el valor del dinero. Nada enseña más hacer las cosas personalmente.

Es muy probable que la primera reacción de los niños ante la educación financiera sea de rechazo. Sin embargo, impulsarlos a adquirir estos conocimientos logrará que en el futuro no se conviertan en deudores o en personas financieramente irresponsables.


https://goo.gl/sCMz96





Enlace México

No hay comentarios:

Publicar un comentario